Diferencias entre los tipos de champán que se elaboran

- Categorías : Espumosos

Todo el mundo conoce el champán, o champagne, y sus diferentes orígenes. Pero no todos los que se deleitan con este inconfundible sabor saben detectar las diferentes tipologías de champanes que existen. Unas variedades que otorgan matices totalmente diferentes al aroma y sabor de una copa de champagne. ¿Qué tipos de champán existen?, ¿cómo diferenciarlos?

El champán es, sin duda, uno de los más distinguidos vinos espumosos disponibles a la venta para su degustación. Un vino espumoso que, al igual que otros vinos habituales, para su elaboración pasa por diferentes fases de extracción, fermentación y combinación. Todo ello hasta dar con la tecla perfecta para saborear los clásicos Dom Perignon, Möet Chandon o Veuve Clicquot, entre otras grandes variedades disponibles en el mercado.

Tipos de champán según la uva

Existen diversas variedades de champán en función de ciertas características que las definen. La primera de ellas es la variedad de uva empleada para estos vinos espumosos. Las variedades clásicas más empleadas para estos menesteres son las siguientes:

  • Uva chardonnay: Unos vinos de gran elegancia, variedad muy popular y extendida en todos los viñedos. Aporta a los champagnes unos toques afrutados y cítricos inconfundibles en toda la escena vitícola.
  • Pinot noir: Una variedad que aporta cuerpo y consistencia a cualquier champán. Son uvas tintas, pero de pulpa blanca. Aportan aromas con reminiscencia a frutos rojos.
  • Pinot menier: Esta variedad de uva es la que aporta mayores matices de aromas y sabores intensos de fruta al champán.

En función de la selección de estas variedades de uva para la elaboración del champán se distinguen las siguientes clasificaciones.

Prestige Cuvée

Que a un champán se le considere como ‘Prestige Cuvée’ es sinónimo de garantía de calidad y elegancia. Se trata de las variedades de champán elegidas por el productor catalogadas como de máxima calidad. Para ello se escogen los mejores viñedos, uvas y materia prima para la creación de este champán tan singular. Es por ello que este champán prestige cuvée representa un porcentaje muy reducido del global de la producción.

Blanc de noirs

Su traducción literal es ‘blanco de negros’, haciendo referencia a las variedades de uvas tintas con las que se elabora este champán: Pinot noir y pinot meunier. 

Blanc de blancs

Al contrario que el anterior, en este caso el nombre indica el uso de uvas blancas para su elaboración. Concretamente de la uva Chardonnay.

Rosé champagne

Este es el resultado de mezclar tanto variedades de uvas tintas, como uvas blancas. Suele ser un champán presentado en diseños originales y especiales.

Tipos de champán según el nivel de azúcar

Otro de los indicadores mediante el cual se realiza una distinción entre diferentes champagnes es el nivel de azúcar. Para su elaboración, en el proceso de fermentación uno de los ingredientes que se incorpora es el azúcar. En función de la cantidad de azúcar que se añada, el champán variará su dulzor, algo que sirve como distintivo entre las diferentes variedades y que ayuda a distinguirlos. 

La tipología de champán en función del nivel de azúcar añadido se divide en los siguientes grupos. En una escala de menos a más azúcar en el propio champán.

  • Brut Nature 
  • Extra Brut
  • Brut
  • Extra Sec
  • Sec
  • Demi-sec
  • Doux

Para distinguir con qué tipo de champán nos encontramos, es tan sencillo como acudir a la etiqueta del embotellado. Aquí está definido el tipo de champán, así como sus características más destacadas. Según el nivel de azúcar se puede distinguir si se trata de un sabor más o menos dulce.

Otras clasificaciones de champán

Aparte de las clasificaciones antes mencionadas, existe una cierta nomenclatura y división especial para ciertas clases de champagnes. Hablamos de términos y casos concretos como estos:

  • Millésime: Se denomina así al champán que ha sido elaborado con una añada excepcional y única.
  • Non Vintage: En este caso, el champán ha sido elaborado a partir de variedades de uva de diferentes añadas. No puede clasificarse en un año en concreto.
  • Vintage: Este champán queda definido por una añada. Se han usado uvas procedentes de un mismo año.
  • Gran Cru Classé: Engloba al champán, y vinos, que se elaboran a partir de un mismo terruño o parcela, dadas las excelentes calidades y terroir.
  • Cremant: Esta variedad hace referencia al champán que se presenta con una cantidad menor de gas y más de caldo.

Cómo catar un champagne

Para complementar este artículo analizamos la mejor manera para catar y probar un champán. Una delicada experiencia para disfrutar y tomarse el tiempo necesario para descubrir los matices y toques distintivos que ofrece un champán de calidad. Para ello, lo recomendable es seguir los siguientes pasos.

  • Fase visual: Aprovechamos este momento para observar las características del champán. Su color, su tono, las burbujas… todo ello utilizando una copa adecuada para oxigenar y airear adecuadamente el champagne.
  • Fase olfativa: Acercamos la copa a la nariz para captar los matices. Comprobar si es más o menos afrutado y descubrir toques más o menos intensos de flores o frutas.
  • Fase gustativa: Probar la calidad y entrada en boca. Ver el estado de las burbujas, certificar la intensidad de sabor.
  • Saborear: Descubrir si ofrece un retrogusto y cuánto persiste el sabor y la intensidad del champán.